miércoles, 3 de febrero de 2010

Izquierda Unida y CC.OO "rechazan" de forma contundente el retraso de la edad de jubilación y proponen una "ambiciosa campaña de movilizaciones"

Izquierda Unida y CC.OO “rechazan” de forma contundente el retraso obligatorio de la edad de jubilación a los 67 años propuesto por el Gobierno, defienden que la prioridad económica en estos momentos “es la creación de empleo” y coinciden en “la necesidad de iniciar una ambiciosa campaña de información y movilización” para responder a la propuesta lanzada por el Ejecutivo.




Estas son las principales conclusiones a las que llegaron sendas delegaciones de IU y de CC.OO, encabezadas por su coordinador federal y secretario general, Cayo Lara e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, que se reunieron hasta última hora de la tarde de ayer en la sede del sindicato por espacio de más de una hora y media.



Durante el encuentro de trabajo mantenido se analizó la evolución de la crisis económica y del empleo, y de manera singular, el paquete de medidas sobre el futuro del sistema público de pensiones que el pasado viernes aprobó el Consejo de Ministros. Para ambas organizaciones la propuesta de retrasar la edad de jubilación supone “un duro golpe a los derechos de los trabajadores y a la propia naturaleza del sistema público de pensiones”.



Por ello, desde ambas partes se considera “imprescindible la necesidad de activar una ambiciosa y sostenida campaña de información y movilización entre los trabajadores contra la propuesta del Gobierno con el objetivo de que dicha iniciativa sea retirada”.



Los participantes en la reunión “ha reflexionado igualmente sobre la evolución de la crisis económica y la creciente destrucción de empleo (ya muy cerca del 20% y superando por primera vez la barrera de los 4 millones)”. Ambas partes compartieron la “urgente necesidad de trabajar en dos direcciones: mantener las políticas públicas para reactivar la actividad económica y crear empleo, garantizando mientras tanto la protección a las personas que son expulsadas del mercado de trabajo. Por otro lado, poner los cimientos de una base industrial sólida y un nuevo modelo productivo”.



Consideran que todo ello debe ir “acompañado de una profunda revisión del sistema financiero y una fiscalidad más justa y equitativa”.



CCOO e IU trasladan su voluntad de “continuar los contactos en el futuro para evaluar la situación y buscar respuestas unitarias a la crisis económica”.

No hay comentarios :