viernes, 5 de marzo de 2010

IU pone sus medidas sobre la mesa para una salida de la crisis

Cayo Lara no aprecia voluntad del Gobierno de llegar a un acuerdo global de izquierdas al rechazar una reforma fiscal progresiva y avances en la creación de empleo.
La delegación de IU, que completaban Llamazares y García Rubio, logra abrir 4 nuevas líneas de trabajo para mejorar sustancialmente el plan de rehabilitación de viviendas, la financiación de pymes a través del ICO, la rebaja del precio de los módulos de vivienda de VPO y establecer un impuesto a los bonos que perciben los altos directivos bancarios.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, no ha apreciado ninguna “voluntad del Gobierno de llegar a un acuerdo global” de izquierdas con esta formación para buscar medidas con las que combatir la grave crisis económica. Lara argumentó esta reflexión en el hecho de que el Ejecutivo socialista rechaza una reforma fiscal progresiva para que sean las rentas altas quienes contribuyan más a los ingresos del Estado, que mantenga su intención de subir el IVA en el segundo semestre, así como un duro recorte del empleo público, y que no destine ayudas “de una forma seria” a las pymes y los autónomos.

El máximo dirigente de IU hizo estas declaraciones en rueda de prensa tras la reunión bilateral que la delegación de esta formación, que completaban el portavoz parlamentario y el secretario federal de Economía y Trabajo, Gaspar Llamazares y José Antonio García Rubio, respectivamente, mantuvo en el Palacio de Zurbano por espacio de casi hora y media con los tres miembros del Ejecutivo socialista encargados de negociar un acuerdo. “El Gobierno –resumió Lara- se niega a subir los impuestos a los ricos para crear empleo y también a crear ayuda seria a las pymes para hacer inversión pública que sirva de locomotora de la economía.

Además, la salida a la crisis no debe pasar por recortar drásticamente el empleo público”. No obstante, el coordinador federal destacó que Izquierda Unida había logrado abrir cuatro líneas de trabajo para alcanzar sustanciales mejoras en las propuestas planteadas por el Ejecutivo. Éstas irían dirigidas a avanzar en el plan de rehabilitación de viviendas y edificios –ya propuesto por IU de forma más precisa que el Gobierno hace un año- como generador intensivo de empleo a corto plazo, la mejora en los módulos para adquirir viviendas protegidas de VPO, una mayor contribución fiscal -en línea con lo que se plantea en la UE- de los bonos que cobran los altos directivos bancarios, así como avances para ayudar sustancialmente a la financiación y mejora de la liquidez de pymes y autónomos con créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

En relación al primer punto, el de incentivar la rehabilitación, y tras recordar la “paternidad de IU” sobre esta medida dinamizadora del empleo que ahora aparece “descafeinada”, Lara avanzó que desde la vicepresidencia económica se va a estudiar la propuesta hecha por su formación de que haya una subvención pública directa del 25% del coste que tengan las obras, que se completaría con otro 75% de aportación de los propietarios particulares. Cifró en “700.000 los empleos que se podrían crear por esta vía”, que tendría un bajo coste para el Estado, ya que habría una reversión del dinero aportado a las arcas del Estado al dinamizarse la economía y con el empleo generado. Valoró que la propuesta única de deducción en el IRPF hecha por el Gobierno “resultaría ineficaz y no generaría suficiente empleo”.

La delegación de IU también arrancó al Gobierno durante la reunión de hoy el compromiso de estudiar una revisión en el precio de la vivienda de protección oficial (VPO), ya que los módulos establecidos para pagarla “están ahora fuera del alcance de muchas familias, que tienen que renunciar a las viviendas adjudicadas al no poder hacer frente a su precio y a las hipotecas, tras haberse visto arrastrados en los últimos años por la política especulativa del mercado libre de vivienda”, dijo Lara.

También ha habido apertura por parte del Gobierno a la propuesta de IU de que los créditos que facilite el ICO a las pymes y autónomos no se gestionen sólo a través de una única entidad bancaria y que en la concreción de este proceso tengan un papel destacado las cajas de ahorro. Respecto a posibles reformas en materia fiscal y de ingresos, Cayo Lara explicó que el Ejecutivo está abierto a crear un “impuesto a los ingresos de los altos directivos bancarios a través de los bonos que perciben”, en línea con lo que están planteando de manera particular algunos países europeos y también en el seno de las instituciones de la UE.

El coordinador federal de IU descartó que tras lo visto pueda haber un acuerdo global basado en las ‘100 propuestas’ que esta formación remitió al Gobierno en un documento el pasado viernes. Lamentó especialmente que la comisión ministerial haya rechazado la principal propuesta de crear 1,1 millones de puestos de trabajo en 2010 a través de un Plan de Empleo en colaboración con los ayuntamientos, con 25 horas de trabajo y 10 de formación a la semana, y un salario de 700 euros y todas las cotizaciones legales.

Cayo Lara dejó la puerta abierta para valorar, una vez que se pueda estudiar en profundidad, el plan contra el fraude fiscal que tiene previsto aprobar el Gobierno de forma inmediata. Esta es una vieja reclamación de Izquierda Unida a la que el Ejecutivo no ha dado respuesta hasta el momento, al igual que a comprometerse a luchar decididamente contra el fraude fiscal.

1 comentario :

juan merino dijo...

Hace falta mas noticias locales, que es lo que qieren los vecinos en sus respectivo pueblos.